Estás en: Inicio > Gato Pirata > Marín retira los ponys de la fiesta corsaria

Marín retira los ponys de la fiesta corsaria

Marín retira las atracciones de ponys del programa de actividades de la Fiesta Corsaria que se está celebrando hasta hoy Domingo.

En las redes sociales se vieron quejas por la presencia de tal actividad, enfocada como atracción infantil, y supones que más de uno se puso en contacto con el Concello de Marín para mostrar su disconformidad. Entra las llamadas tuvo lugar la de la coordinadora de Gato Pirata, la cual les informó de cuál era la legislación vigente, y cuáles podrían ser las posibles sanciones tanto para los propietarios de los animales tanto como para quien habría aprobado y dado permiso para la presencia de la “atracción” en la Alameda de Marín con motivo de la fiesta.

En la LEY 1/1993 de 13 de abril, de Protección de Animales Domésticos y Salvajes en Cautividad y posterior decreto de 1998 vienen reflejadas las infracciones leves, graves y muy graves, y dichas leyes legislan la presencia de animales en espectáculos (con la polémica excepción en el Art. 5 a la tauromaquia).

En este caso concreto podría ser constitutivo de una infracción grave con multa de hasta 3000 euros, según el código de esta ley. No sin motivo hemos ido viendo como este tipo de atracciones han desaparecido de nuestro entorno.

El Concello de Marín en consecuencia retiró el permiso para la presencia de los ponys en la Alameda.

Nos alegramos mucho de que hayan tomado esta decisión y de que desaparezcan este tipo de actividades. A parte de la explotación animal injustificada, es una actividad dirigida a la infancia, muy desacertado, al igual que los circos con animales.

Los animales en las ferias y fiestas como espectáculo son un foco para la explotación animal, el maltrato, y al convertirse en una actividad económica son fuente de cría y venta indiscriminada con la finalidad de la explotación. No olvidemos que la principal motivación de este tipo de “atracciones” son económicas, de lo cual el bienestar del animal queda en segundo plano siendo la prioridad la optimización económica de la actividad. Por tanto aunque alguien tuviera la feliz idea de ver cómo podría hacer todo esto con “maltrato cero”, lo cual es una verdadera falacia, seguiría siendo ilegal por todas las implicaciones de mercadeo y explotación y situaciones de maltrato asociadas. Porqué de estar permitido, surgirían explotaciones económicas aquí y  allá… y… ¿dónde estaría el límite? ¿Cómo se contralaría el colectivo de feriantes con animales para atracciones? ¿Quién controlaría los viajes y transportes de los animales de una feria a otra? Por esto y muchas otras razones está prohibido por sistema.

 

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Deja un comentario